Consejería Bíblica

Rudy Thomas creció en Alemania y fue educado en la religión católica, donde estuvo activo como monaguillo. A los 19 años de edad empezó a leer y estudiar la Biblia y recibió al Señor Jesús como Salvador, sujetando su vida a su señorío. Luego abandonó la iglesia católica y fue bautizado en una iglesia evangélica. Se graduó de psicólogo en la universidad y estudió la Biblia por extensión en un instituto. Desde el principio se hacía la pregunta: "¿Qué enseña la Biblia realmente?" Siempre ha estado emocionado por la evangelización y por ayudar a otros a crecer en la fe. Ofreciendo consejería bíblica, da la preferencia a la Palabra de Dios antes que a las teorías psicológicas humanistas. Rudy es pastor de la Iglesia Bíblica Bautista del Puerto de la Cruz en la isla de Tenerife y sigue ofreciendo consejería en los idiomas español, inglés y alemán, también por correo electrónico y por teléfono. A mujeres o parejas, siempre aconseja en equipo junto a su esposa Sara, la cual también ha estudiado la Biblia por extensión. Ellos están convencidos que la solución de todo problema está en Jesucristo. Tratan de forma sobria y no enfocan mucho tiempo en los problemas, ni apoyan la autocompasión. El enfoque es Dios y Su intervención. Ambos desean ayudar a las personas a conocer a Dios y a afirmarse en Él. Por supuesto, toda conversación es confidencial y gratuita.


Life Coaching

'Consejería particular' significa acompañar a un individuo a enderezar su camino hacia Dios y Su Palabra. Tomar buenas decisiones, desarrollar buenos hábitos y vencer los obstáculos que se presentan - todo eso son motivos legítimos para dejarse aconsejar con la Biblia abierta en las manos. No hace falta ninguna crisis personal, porque el propósito es el crecimiento personal y profundizar más el conocimiento de la Biblia.

Solucionar problemas

Cualquier persona entra en una crisis en algún momento de su vida. Sencillamente, la vida es complicada. A veces, nosotros somos débiles. Aunque no nos gusta admitirlo: Todos nos aliviamos cuando compartimos nuestros problemas con alguien que nos presta atención y no se sorprende por nada; escuchar, entender, recordar las palabras de Jesús. La Biblia nos corrige a veces, y Dios interviene cuando compartimos nuestra carga.

Consejería familiar

El matrimonio no tiene que estar en crisis para buscar consejería. También un buen matrimonio crece estudiando y leyendo la Biblia juntos. Hablar abiertamente, escuchar otro punto de vista y tocar nuevos temas puede aliviar una relación. "¿Cómo educo a mis hijos en este mundo tan cambiado?" Hoy en día hay muchos matrimonios mixtos. Es un reto compaginar las culturas y entendernos uno al otro.